lunes, 1 de abril de 2013

Médano Blanco

Ubicado a 7 km. de la ciudad capital. Gigantesca duna de 300 metros de largo por 20 de alto; según cuentan nuestros ancestros que esta duna encierra muchos misterios, al deslizarse por la misma se escuchan fuertes ruidos acompañados de vibraciones; para algunos visitantes enterrarse en sus cálidas arenas, es muy favorable, especialmente para quienes sufren enfermedades reumáticas y artríticas.

Se puede acampar a la falda del Médano Blanco y disfrutar de un paisaje tranquilo y mágico, así como practicar deporte de esquí en arena (Sandboarding).

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario