domingo, 5 de junio de 2005

Sechura, oasis marino en el desierto

En el corazón de Piura. Es un lugar rico en historia y paisajes y en el cual usted podrá encontrar 52 especies marinas y el desierto más grande del Perú. La mayoría se dedica a la pesca artesanal. Actualmente se realiza en Lima exposición sobre su cultura ancestral.

Balsas y bolicheras en el mar de Sechura, un pueblo dedicado en su gran mayoría a la pesca. pasado. Ofrendas y restos en el Museo de Sitio de Chusis. Haga click en la imagen para ver ubicación.

Para tener en cuenta

La gente de Sechura está lista a mostrar una sonrisa desde sus asientos, en las puertas de sus hogares.

En El Corazón De Piura
• Es un lugar rico en historia y paisajes y en el cual usted podrá encontrar 52 especies marinas y el desierto más grande del Perú.
• La mayoría se dedica a la pesca artesanal • Actualmente se realiza en Lima exposición sobre su cultura ancestral.

Pueblo de pescadores, de gente amable, donde la alegría y la religiosidad conviven con la intensa cercanía a la naturaleza y a la vida. Sechura es un lugar rico en historia y paisajes. Sus pobladores siempre están dispuestos a brindar en un poto de chicha para calmar los estragos del sol ardiente. Están listos para probar una guaba o pacae. Están dispuestos a dar una sonrisa desde el tronco que usan como asiento, al costado de las puertas de sus hogares.

La provincia de Sechura está ubicada en la costa norte del Perú, a 54 kilómetros de la ciudad de Piura. Abarca territorios de la histórica comunidad campesina de San Martín de Sechura, cuyo origen data de 1554, en tiempos del virrey Blasco Núñez de Vela.

Vida del mar

El 90% de los sechuranos se dedica a la pesca. El 10% restante a la agricultura y la ganadería. Son pescadores por herencia ya que los primeros hombres que habitaron Sechura –los de Illescas– practicaban esta actividad.

En las aguas del mar sechurano se puede encontrar cerca de 52 especies marinas. Es habitual hallar lisa, caballa, jurel, cabrilla, mero, loro, etc. También se puede extraer mariscos como cangrejo o jaiva, como lo llaman los lugareños, pulpo, calamar, pota, langostino.

Religiosidad

Pueblo de gran arraigo religioso, Sechura celebra 97 fiestas religiosas al año que duran entre tres y 15 días. Su santo principal es San Martín de Tours, que da nombre a la preciosa iglesia colonial de estilo barroco tardío que engalana su plaza. Esta iglesia es una de las primeras parroquias del Perú y Sudamérica. Fue construida entre 1530 y 1560.

Cada fiesta religiosa va acompañada de fuegos artificiales, danzas típicas y recepciones y se ofrece licor, chicha y comida. Estas costumbres ancestrales continúan hasta ahora. La fiesta más importante es la de La Virgen de las Mercedes, en setiembre. San Martín de Tours se celebra en mayo.

Trabajos relacionados con lo religioso son la hojalatería, bordado, talla, pintura y florería. También la confección de máscaras y disfraces para las danzas. Lo que se conoce como “artesanía mística”.

Otros trabajos también propios de los artesanos sechuranos son los que realizan con raíces de carrizo, conchas y piedra, así como cuadros hechos con una técnica llamada filigrana en hilos.

Caracteriza a esta zona el desierto de Sechura, el más grande del Perú con una extensión de más de 5 mil kilómetros cuadrados. A su riqueza mineral (sales, fosfatos y petróleo) se suma una gran variedad de flora y fauna, así como paradisíacos paisajes que contrastan con sus solitarias arenas. Uno de los lugares más ricos en flora y fauna es el macizo de Illescas, bordeado de varias playas vírgenes.

En el desierto se halla el yacimiento de los fosfatos de Bayóvar. La concesión de dicha riqueza mineral recién se dio el 15 de marzo del 2005, a la compañía brasileña Vale do Rio Doce. ProInversión intervino con un esquema de participación del gobierno regional y los gobiernos locales.

Actualmente se realiza la exposición “Bayóvar, rutas del desierto”, en Larcomar. Será hasta el 15 de julio. Lo que nos recuerda que Sechura está al alcance del visitante.

Una buena ocasión para encontrarse con su cálida gente.

Fuente: La República

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario